Qué es la Vejez y Cuáles son sus Etapas

Conoce qué es la vejez, cuáles son sus etapas y descubre los mejores consejos para disfrutarla y vivir mejor.

Pasar de la edad madura a la adulta es notar cambios psicológicos y físicos que nos hacen descubrir un mundo diferente. Descubre qué es la vejez y cuáles son sus etapas principales.

La vejez es la consecuencia inevitable de la vida. Es la fase final en la cual vemos cómo el paso del tiempo ha dejado su huella en forma de experiencias y vivencias, además del aspecto físico. Entender qué es la vejez es clave para experimentarla como merece.

En algunos países, la esperanza de vida alcanza los 83,3 años, lo que supone un gran incremento con respecto a décadas anteriores, siendo más longevas las mujeres con respecto a los hombres. Saber afrontar la vejez es un paso importante de cara a esta última fase de la vida.

Etapas de la vejez

La vejez es la fase de la vida que va tras la madurez y en la cual comienza la última. El término “vejez” está vigente, pero quizás sea más correcto referirnos a las personas que la experimentan como “adultos mayores”.

No existe una edad concreta en la cual comienza, ya que los cambios físicos pueden no estar acompañados de los psicológicos y viceversa, pero en promedio se sitúa en torno a los 65 años, momento en el que las personas suelen jubilarse de su trabajo. Los cambios son generalmente referidos a la pérdida de aptitud es tanto físicas como cognitivas, pero cabe recordar que puede ser una etapa en la que la vida se disfrute de otra manera.

En la vejez, los especialistas distinguen principalmente tres etapas:

1. Prevejez

Ocupa una brecha de 10 años, normalmente entre 55 y 65 años. Los principales cambios que se dan son los siguientes:

  • Aparecen problemas a la hora de conciliar el sueño.
  • La digestión suele ser más pesada.
  • En la mujer, coincide con el final de la menopausia, donde hay grandes cambios hormonales.
  • Hay una tendencia a la melancolía, a recordar ciertas épocas pasadas debido a la llegada de la jubilación o a que los hijos se vayan de casa.

Sin embargo, también es una fase muy positiva, ya que, al acabar la vida laboral hay tiempo para descubrir nuevos intereses. Es decir, hay tiempo para hacer nuevas actividades. La vejez es siempre una fase de cambios importantes, las manías se acentúan y aparecen algunos sentimientos diferentes.

2- Vejez

etapas de la vejez

La vejez corresponde a la etapa entre los 65 y los 79 años. En esta fase podemos apreciar los siguientes cambios:

  • Físicamente, la visión y la audición se deterioran de manera gradual, así como el sistema inmunológico, las personas se vuelven más propensas a enfermarse.
  • Psicológicamente hay un sentimiento de soledad, debido a la merma de ciertas capacidades o a la pérdida de la pareja por fallecimiento.
  • El riesgo de padecer algún tipo de cáncer se acentúa.
  • La pérdida de lucidez y de memoria incrementa, algunas personas pueden derivar en el mal de Alzheimer.
  • Hay una pérdida de autonomía que, en algunos casos incita a las personas a pedir ayuda domiciliaria o a ingresar en una residencia de ancianos o centro de día.

3- Ancianidad

La ancianidad es la fase final de la vejez, y comprende desde los 80 años hasta el final de la existencia. Es el momento en el cual se producen los cambios más significativos:

  • Los problemas en las articulaciones son bastante más notables, así como los de huesos y musculares. Pueden necesitar la ayuda de un andador para sus desplazamientos.
  • Pueden existir problemas de memoria e incapacidad para hilvanar algunas ideas o recuerdos.
  • Gustan de permanecer tiempo en el domicilio, realizando actividades pasivas, como ver la televisión o escuchar la radio.
  • Al fallecer muchas de las amistades de la persona mayor, puede limitarse la actividad social.

Para llegar a esta fase en buenas condiciones es necesario realizar una serie de actividades que hagan que nuestro cuerpo se conserve de la mejor manera. Con ello, conseguiremos reforzar el organismo y hacerlo más resistente de cara a los efectos de la ancianidad, así como evitar la vejez prematura.

Artículo relacionado: Qué es la Vejez y Cuáles son sus Etapas

Cómo evitar la vejez prematura

  • Es muy importante seguir una serie de rutinas de ejercicio, ayudan a mantener el organismo en buenas condiciones y a las articulaciones en forma. Paseos, visitas al gimnasio, practicar yoga o ejercicios de mantenimiento o usar bicicleta pueden ser algunas de ellas.
  • La alimentación tiene un papel importante, ha de ser equilibrada, sin abusar de la sal o el azúcar, grasas o de los productos precocinados. Tomar productos de temporada, más económicos y en el esplendor de nutrientes, es siempre un acierto.
  • Mantener la mente ocupada es quizás una de las mejores formas de evitar un envejecimiento prematuro. Nunca han de abandonarse las reuniones periódicas con amigos, las visitas de familiares, realización de excursiones, salidas al campo. De igual forma, realizar actividades manuales es una buena idea para hacer que las conexiones neuronales se mantengan activas.
  • Disfrutar de los nietos, si se tienen, o de los niños pequeños de algunos parientes suele ser un elemento rejuvenecedor para las personas adultas. Ayudan a avivar recuerdos, a mantenerse en forma y a tener la mente ocupada y no pensar en asuntos dolorosos.

Definitivamente, la vejez es una fase vital en la cual queda mucho recorrido y que las personas adultas pueden disfrutar al máximo, solo es cuestión de entender que corresponde a una etiqueta biológica, no mental.

1 - 5